Un viaje al corazón de la naturaleza

21 Ene

 

Hoy os invitamos a que nos acompañeis en un mágico viaje hasta el otro lado del mundo. Cruzaremos todo el Atlántico hasta llegar al extremo suroeste de América del Sur, donde se encuentra la República de Chile. Con sus más de 4.200 kilómetros de longitud y catalogado como el país más austral del planeta, Chile ofrece una multitud de climas, por lo que goza de paisajes tan variados como hermosos.

Pero lo cierto es que nuestra intención es mostraros uno de los hoteles más curiosos que jamás hemos visto. Se trata de La Montaña Mágica, ubicada en una de las reservas biológicas más grandes del país: el Huilo-Huilo, que consta de más de cien mil hectáreas de bosque húmedo que año tras año atrae a miles de turistas que desean adentrarse en lo más profundo de la naturaleza, practicar una gran variedad de deportes extremos y disfrutar de una experiencia inolvidable en un hotel de lujo.

La Montaña Mágica es un lodge de sólo 14 habitaciones construido en madera y piedra que sorprende por su cascada que cae a lo largo de toda la edificación.

 

El agua de estos parajes es de gran pureza y fue el motivo principal para crear este hotel tan original en el que se plasma toda la energía y vitalidad de este elemento. Su diseño rústico, los dibujos y grabados de animales y el tratamiento de la madera dan esa sensación de estar viviendo en el propio bosque.

La Montaña Mágica ofrece packs que incluyen visitas autoguiadas a una gran cantidad de atracciones cercanas, como el Salto la leona, el Sendero de los Espírítus, la Visita de Criaderos de Ciervos y Jabalíes y el Salto del Huilo-Huilo.

Otra alternativa, menos curiosa pero igual de impresionante e incluso más lujosa, es el Baobab Hotel&Spa, una imponente fortaleza en medio del espectacular paisaje del Huilo-Huilo.  Cuenta con 55 habitaciones, distribuidas en 7 pisos de altura, desde las que se pueden apreciar espectaculares vistas.

Para acceder a las habitaciones, se utiliza una rampa de caracol con suave pendiente que circula por todo el interior. Pero no te preocupes: si no quieres marearte te recomendamos hacer uso del ascensor panorámico.

Interior del Baobab Hotel&Spa

Además de todos los beneficios del contacto directo con la Madre Naturaleza, ambos hoteles nos ofrecen, entre muchas otras cosas, servicios como mini golf, spa, una sala de lectura, una sala de juegos para niños, y lo más destacable: baños en troncos centenarios con aguas naturales climatizadas.

Así que ya lo sabes: escápate, desconecta y sumérjete en la majestuosidad de la naturaleza sudamericana en la fantástica Patagonia chilena. Un consejito: no te olvides el chubasquero ni siquiera en verano, porque, aunque el clima es templado, suele llover mucho.

Emilio Cáceres B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: