El arte de Gaudí en una estación de metro fantasma.

17 Abr

Primer metro de Barcelona

Aunque muchos no lo saben, Barcelona, como muchas otras ciudades, consta de estaciones de metro fantasmas. Algunas quedaron a medio construir, otras se construyeron pero nunca llegaron a funcionar, y algunas fueron clausuradas y hoy siguen allí, enterradas y paradas en el tiempo, en medio de la oscuridad. Y, con el paso de los años, han ido quedando en el olvido. En total, son doce las estaciones fantasmas, una de ellas de los Ferrocarrils de la Generalitat, otra de Rodalies RENFE y diez de metro, entre las cuales se encuentran las de: Ferran (entre Drassanes y Liceu); Gaudí (entre Sagrada Família y Sant Pau-Dos de Maig); Correus (entre Jaume I y Barceloneta, cuyo andén aún puede apreciarse en el recorrido); Banc (entre Urquinaona y Jaume I) y Travessera (entre Diagonal y Fontana).

Sin embargo, una de ellas renació el pasado viernes en el marco de la Primavera Cultural 2011 de TMB: la estación de Gaudí. Transports Metropolitans de Barcelona se propuso revivir el nacimiento del metro de la ciudad con un recorrido nocturno del primer convoy de metro de 1924, que incluyó el paso por dicha estación fantasma.

 

Estación de Gaudí

Ubicada entre Sagrada Família y Sant Pau-Dos de Maig de la L5, la estación de Gaudí fue construida alrededor de 1968 como continuación de la L2, que unía La Sagrera y Horta. Sin embargo, nunca fue inaugurada, ya que el avance de la L5 desde la zona de Collblanc motivó a las autoridades a unir esta línea con la parte ya construida de la L2. De esta forma, Gaudí quedó anulada por su excesiva proximidad a la estación de Sagrada Família – unos 200 metros -, cuando la media entre paradas suele ser de aproximadamente 600. Actualmente la estación es visible si se observa cuidadosamente el trayecto de la línea 5 de Sagrada Família a Horta: se pueden ver dos andenes, escaleras, carteles y túneles de acceso. Entre la gente que conoce su existencia, se cuenta una leyenda urbana que dice que de vez en cuando se ven personas esperando el metro con mirada ausente… Pero sin entrar en terreno místico, lo cierto es que, durante estos años, la estación ha sido usada a menudo para mostrar algún anuncio o para colocar decoración navideña.

Estación de Gaudí en Navidad

En esta ocasión, el metro se ambientó en el año 1924 y tuvo revisores vestidos de época. El conductor se personificó como Antoni Gaudí, que fue el gran protagonista del evento. En los vagones se mostraba parte de su arte, como los bancos de trencadís, al estilo del parque Güell.

Revisores vestidos de época

 

El primer metro de Barcelona salió el viernes cerca de las 00:30 horas de la estación de La Pau (L2) y viajó hasta la de Sagrada Família. Allí los pasajeros tuvieron que hacer un trasbordo a la línea 5, donde otro metro, esta vez moderno, les llevó hasta la enigmática estación de Gaudí. El precio de la actividad fue de cinco euros y la duración fue aproximadamente de una hora y media. Al finalizar el recorrido, TMB habilitó un servicio especial de autobús que llevó a los pasajeros hasta la Plaça de Catalunya. Dado el gran éxito del evento – en el que participaron unas 300 personas – TMB prevé repetirlo en el mes de mayo. ¡Esperemos que así sea!

Aquí os dejamos un breve vídeo que muestra la estación de Gaudí:

 

 

 

Emilio Cáceres B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: