The Brando: eco-hotel de lujo en la Polinesia

8 Jun

 

La Polinesia Francesa es uno de los lugares más hermosos del planeta. Islas como Tahití, Bora Bora o las Islas Marquesas se encuentran entre los destinos más soñados por viajeros de todo el mundo, que acuden atraídos por las aguas turquesas y los idílicos atardeceres. Y algunos tienen la suerte de tener una para ellos solos.

Marlon Brando fue uno de los primeros actores que, bajo el peso de la fama, buscó refugio en una isla paradisíaca perdida. Fue en 1962, durante el rodaje de la película Rebelión a bordo – gran desastre artístico y presupuestario – cuando Brando se enamoró de Tetiaroa, una pequeña porción de tierra anclada a 42 km al norte de Tahití. Se trata de un atolón (una isla coralina oceánica) formado por 13 islotes con una extensión de de 6 km² y que tiene una laguna central de 7 km de largo y 30 metros de profundidad. Los islotes están unidos por una red de coral que imposibilita la navegación, haciendo de la isla un santuario prácticamente inaccesible.

Brando vio por primera vez Tetiaroa desde una montaña de Tahití: “La laguna (…) presentaba más tonos de azul de los que jamás imaginé: turquesa, índigo, azul oscuro, azul claro, cobalto… Era mágico”, cuenta en su autobiografía.

Consciente de lo que sucedería cuando él ya no estuviera, Marlon Brando puso el atolón en un fideicomiso para asegurar su preservación. Legó en sus descendientes la responsabilidad de cuidar estas tierras, pero, antes de su muerte en 2004, Brando estuvo pensando en construir un hotel que conviviera en armonía con la laguna azul y la arena blanca del atolón.

Siete años después de su muerte, sus hijos se han unido para crear un eco-resort en su honor, cuya inauguración se espera para finales de 2012, con el compromiso de interferir lo menos posible en el frágil ecosistema de la zona y preservar el entorno natural único de la isla. Se trata de un hotel de lujo de 150 millones de dólares llamado The Brando, que constará de 47 bungalows con piscina privada, pensados para fundirse con la vegetación de la zona. Además, contará con Spa, centro de fitness, y ofrecerá la posibilidad de realizar actividades como snorkeling, buceo, o la exploración de las islas cercanas y la cultura tahitiana.

Como si esto fuera poco, se utilizará un sistema de aire acondicionado, ideado por Brando, que funcionará con agua de mar: una tubería de aguas profundas bombeará agua fría del océano para enfriar el hotel. También están invirtiendo en investigaciones sobre el entorno natural del atolón, con el objetivo de crear un vivero de 100 tortugas marinas que atraiga a científicos de todo el mundo, otro de los deseos del famoso actor.

Aunque Tetiaroa sigue siendo una propiedad privada perteneciente a los herederos del actor, éstos han dedidido ceder su explotación a Richard Bailey, amigo de toda la vida de Brando y responsable de otros resorts tan exclusivos como el InterContinental Bora Bora Resort and Thalasso Spa, el InterContinental Bora Bora Le Moana Resort o el InterContinental Moorea. La avalada trayectoria de Bailey, sumada al gran lujo del proyecto y a la incomparable belleza del entorno, seguro harán de este destino uno de los más codiciados por los viajeros más exigentes.

Emilio Cáceres B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: