Top 10 del diseño

10 Nov

 

Moderna, dinámica, con estilo, arquitectónica, mediterránea… Éstas son las palabras con las que los turistas califican a la ciudad condal, según un estudio realizado por Turismo de Barcelona. Pero, ¿y diseño? Lo cierto es que los viajeros no incluyen esta palabra para describir a la capital catalana, algo francamente impactante si tenemos en cuenta que el diseño le brindó años de esplendor a la ciudad allá por los años 80.

El Barcelona Centro de Diseño (BCD) ha querido remediar esta situación elaborando una lista con 250 puntos interesantes en cuanto al diseño. Una reciente reducción de dicha lista ha convertido la misma en un top10 que vale la pena conocer.

Aquí os dejamos un vídeo creado por el Gremio de Hoteles de Barcelona en la que se muestran estos sitios:

 

Y, por último, una pequeña descripción de cada uno para que tengáis alguna referencia:

 

Nani Marquina: Es una empresa que se dedica a diseñar y producir alfombras de autor muy originales y exclusivas. Sus formas geométricas, colores vivos y texturas dóciles destacan en su tienda, diseñada por Robert Pallí.

Vinçon: Pese a su apertura en 1941, sigue siendo una tienda moderna, innovadora en sus productos y revolucionaria en su concepción. Su visita se plantea como un paseo a lo largo de sus seis secciones consecutivas, un segundo piso dónde Vinçon recrea un piso señorial del siglo XIX al XX y un patio interior desde donde se puede ver la fachada interior de la Pedrera. Aquél que compra, además, se llevará los divertidos e ingeniosos diseños de las bolsas de la tienda.

Custo Barcelona: La conocida marca de ropa de los hermanos Dalmau abrió en 2006 una de sus tiendas en las Ramblas de Barcelona, en el que fue el edificio de la Compañía General de Tabacos Filipinas. De él se conserva la entrada y dos pilares de fosa que se integran al nuevo techo, decorado con un enorme espiral. El interior destaca por el minimalismo de su mobiliario y por las coloreadas piezas de ropa, algunas de las cuales cuelgan del mismo techo mediante soportes verticales.

Munich: La pequeña tienda de la Illa Diagonal recrea un espacio natural con árboles de cartón, colinas y piedras de madera y jaulas vacías que cuelgan del techo simbolizando la libertad. La madera, el cristal negro y los espejos estratégicamente colocados destilan originalidad y la imagen de marca deseada.

Palau Sant Jordi: Se construyó para los Juegos Olímpicos de Barcelona de la mano del arquitecto japonés Arata Isozaki. Lo más espectacular es su cobertura, de tejas metálicas cristalizadas de color gris con ondulaciones que quieren recordar las curvas de Montjuïc. Con un sistema de construcción de trenes eléctricos japoneses, primero se construyó arrán de suelo y luego se elevó hasta los actuales 45metros.

Pavellón Mies Van Der Rohe: Está formado por rectángulos verticales y horizontales de cristal, acero y cuatro tipos distintos de mármol. Es el ideal de Modernismo por su perfecta geometría, precisión y claridad visual. La figura femenina del escultor Georg Kolbe que reposa en el estanque interior rompe con esta pureza geométrica, reflejándose múltiples veces en el agua, el mármol y los cristales.

Mercado de Santa Caterina: Se refugia debajo de un enorme mosaico de cerámica de colorines que representa frutas y verduras a la vez que parece el toldo de las antiguas paraditas de mercado. Debajo de estos también se cobija el Cuines-Santa-Caterina, un restaurante mediterráneo a la vez que italiano, asiático y vegetariano que pertenece al grupo Tragaluz.

Santa & Cole: Se define así: “Nuestro propósito no es acumular sino escoger, no gozar por la cantidad sino por la calidad”. Eso es lo que encontramos en su catálogo, formado por numerosos diseñadores consagrados y jóvenes promesas. Junto a esta máxima, buscan también la harmonía, la utilidad, la calidez y minimalismo visual en todas sus producciones.

Hotel Omm: Destila diseño por cada uno de sus rincones. Su fachada recuerda a una lámina de papel recordada horizontalmente por distintas partes. Son en éstas donde se asoman los balcones del hotel, girados y orientados al Paseo de Gracia. En su interior abundan los espacios amplios y diáfanos dónde reina el minimalismo y la calidez en sus colores. Su restaurante Moo está iluminado con grandes claraboyas tronco-piramidales que repartes la luz natural a distintas direcciones.

Emilio Cáceres B.

emilio.caceres@cocosuites.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: